miércoles, 22 de febrero de 2017

Datos históricos de nuestro pueblo.


Os dejo unos datos sobre Férez en estos censos de los siglos XVI y XVII. Los he encontrando haciendo limpieza entre mis papeles en unas anotaciones sin más y creo que es bueno conservarlos en este formato para que no se pierdan. Ya escribiré más sobre ellos

Censo de la Corona de Castilla. Carlos I 1528
Pecheros
Maravedies
61
70

Censo de la Corona de Castilla de 1591
Vecinos
            Pecheros
Hidalgos
Clérigos
147
143
2
2


Censo de Sal de Felipe IV 1631
Real Cédula 3 enero 1631 1631, enero 3.- Madrid Real Cédula otorgada por el rey Felipe IV a Miguel Santos San Pedro, gobernador del Consejo de Castilla, obispo de Solsona y electo arzobispo de Granada, por la que ordena, la puesta en marcha de la nueva normativa y tributación de la sal. Se incluyen las instrucciones dadas a los corregidores, para los acopiamientos vecinales de sal referidos al primer semestre de 1631.
Vecinos
Ganados
Fanegas de Sal a pagar
100
1645
86,7



domingo, 27 de noviembre de 2016

Historia de nuestro campanario


Mucho se ha hablado de nuestro campanario y su destrucción. Son muchos los que han hablado sobre este tema y no se han puesto a valorar la verdadera situación del mismo. Ahora me toca decir lo que pienso basándome, sobre todo, en mis humildes investigaciones históricas. 
Lo primero que hay que señalar es que, tal y como se muestra en la imagen de encabezamiento de esta entrada, el campanario de nuestra iglesia sufrió una elevación arquitectónica y ese es sin duda el primer gran problema que ha tenido. Si de algo se puede presumir de las construcciones medievales en nuestro país es de la "proporcionalidad" de las mismas y se puede observar claramente que el campanario no es proporcional con la planta de la iglesia. 


Esta elevación es una de las causas de las diversas grietas que aparecieron en su construcción y que al final supusieron su demolición para evitar peligros en las casas que había en la calle Cantarería. Pero, ¿cuándo se llevó a cabo esa elevación? No puedo asegurarlo con rotundidad, pero estoy convencido de que a principios del siglo XIX con la prohibición de enterramientos en la Iglesia también se llevó a cabo una ampliación de la planta del templo. Pasó de tener una nave central solamente a construir dos naves laterales para dar capacidad y poder albergar a la población de fieles de aquella época. Esto se ve claramente en las paredes de esas naves, como la nave central es de pilares y las dos laterales y la fachada lateral es de mampostería y peor calidad. Considero que a la vez se elevó el campanario para que las campanas se escucharan mejor o más lejos en los diversos cortijos cercanos al pueblo. Esa elevación es un problema grave para su estabilidad. Os dejo una comparación de cómo podría ser antes y después de la elevación.

Naturalmente el tiempo pasó factura. Pero no fue la única causa para que el campanario fuese peligroso de mantener. A esta hay que unirle los problemas que daban los continuos deslizamientos de las tierras de la Calle Cantarería con las diversas avenidas del Arroyo de la Mora, que alguna vez supuso la práctica desaparición de la propia calle. Por ello se construyó la canalización de dicho arroyo y se plantaron los pinos de la Quebrada. Pero otro problema importante fue como las diversas casas situadas debajo de la iglesia fueron de alguna manera socavando terreno con el consiguiente peligro para esta construcción. Por último, quiero señalar como causa importante el quebrado terreno sobre el que está situada la Iglesia con alguna sima que está debajo de la misma.

NOTA IMPORTANTE: Esta entrada está inspirada en el poema dedicado por Chelo Alvárez a nuestro campanario que está en el Grupo Fereños por el Mundo. Y también decir que la foto del Campanario es de Ana María Navarro Soler. Gracias a las dos. 


jueves, 21 de julio de 2016

Actividad Municipal en Férez durante La Guerra Civil. Capítulo IV Final



Llegamos al final del estudio de la Guerra Civil en Férez. Espero que os haya gustado esta serie de cuatro documentos sobre nuestro pueblo. Para no repetir una cosa hay que conocerla. Muchas gracias.

7.- Las Represalias.
            Durante el desarrollo de la guerra los enfrentamientos entre las milicias gobernantes y los grandes propietarios y el clero son muy significativos y nos encontramos dentro del municipio con dos aspectos a destacar: por un lado los asesinatos de dos sacerdotes y de un gran propietario y por otro el sinfín de incautaciones de bienes de grandes propietarios y posesiones eclesiásticas que se llevan a cabo.
            Comenzamos con los asesinatos de los dos sacerdotes. Ocurrieron los dos entre los días 8 y  9 de Septiembre de 1936. En estos días se producen los crímenes de Francisco Massó Tebar y  Francisco López López, vulgarmente denominados "paseos"[1].  Sobre el primero se sabe que no sintiéndose muy seguro en Albacete capital decide alejarse de la ciudad y buscar refugio en la casa de un hermano suyo que vivía en Férez. Pero unos milicianos de Albacete, acompañados por otros de Elche de la Sierra, detuvieron al sacerdote en Férez y se lo llevaron a Elche de la Sierra donde fue ejecutado el 8 de septiembre[2]. Los mismos milicianos acompañados por milicianos de Férez llevan a cabo la detención y posterior asesinato, el día 9 de septiembre, del sacerdote Francisco López López. Las diligencias judiciales llevadas a cabo están recogidas en un Expediente del Tribunal Especial Popular de Albacete[3], que se corresponde con el incoado por la muerte de manera violenta de Francisco López López, natural de Férez y párroco de Socovos, acaecida el día 9 de Septiembre de 1936.
Si analizamos dicho expediente, podemos observar cómo consta de varias partes, siendo lo más destacado las diligencias presentadas por el Juzgado Municipal de Férez, y en su nombre el Juez Municipal D. Ildefonso Navarro López, de profesión abogado, y el Secretario del mismo D. Bernardo Sanz. En las mismas vienen a señalar cómo se llevó a cabo el hallazgo y levantamiento del cadáver de Francisco López.             Dichas diligencias nos aportan algunos datos, como el lugar en el que fue encontrado (situado en las cercanías del Puente del Arroyo de la Abejuela, justo al lado de la carretera que une Elche de la Sierra con Férez, a unos dos kilómetros del pueblo de Férez); las circunstancias en las que se encontraba el cuerpo envuelto en un gran charco de sangre y con diversas heridas producidas por arma de fuego en el cuerpo y la cabeza, las ropas que llevaba (entre las que cabe señalar una insignia tricolor, símbolo de la República). Se firma dicho expediente y se remite al Juzgado de Yeste. Éste último, a su vez, lo remite a la Audiencia Territorial, que cree oportuno que sea llevado el caso por el Tribunal Especial Popular de Albacete, al considerar que no es de su competencia. Uno de los milicianos de Férez que colaboró en el asesinato, Rafael Fontana Martínez, fue condenado a muerte y fusilado en Albacete en 1941.
El tercer asesinato fue el de un gran propietario: Luis Izquierdo Bielsa, dueño de la finca de Aguascalientes en el término municipal de Férez. Ocurrió el 16 de octubre de 1936 cuando un grupo de milicianos del municipio llegaron al cortijo donde vivía Luis Izquierdo y tras una serie de vejaciones y obligarle a darles de comer, lo sacaron de su casa y lo llevaron preso hasta las cercanías de la aldea de El Gallego (Elche de la Sierra) donde lo mataron.[4]
            Otro modo de llevar a cabo represalias son las incautaciones de bienes a personas que se les señalaba como afectas a los sublevados. En el Consejo Municipal, y con diferentes, fechas se proponen las siguientes incautaciones de bienes: la casa de Carmen Navarro López, para ubicar en ella el Ayuntamiento; en abril de 1937 el traslado de la Casa Consistorial a las viviendas de Luis Palomo Raya o Dª Angelina Castella Valver; el 9 de Mayo de 1937 se debate la incautación del automóvil de Juan Álvarez; en julio de 1937 se plantea el aprovechamiento de las 36 horas de riego de la Capellanía, incautada a la Iglesia para mejorar los fondos; el 29 de enero de 1938 se aprueba trasladar la escuela a la casa de D. Ramón López López, siendo al mismo tiempo ocupada para casa del maestro.
            Por último debemos señalar otra forma de represalia política. Son los informes político-sociales que emite el Consejo Municipal y que vienen a reflejar los pensamientos que se tenía sobre los grandes propietarios y los antiguos caciques del municipio. Este tipo de informes son parte de la Justicia Popular, pues son los procedimientos de un proceso judicial donde se busca la afiliación política y aquellos hechos que indicasen la existencia de relaciones del encausado con la derecha o los sublevados[5]. Dichos informes eran emitidos por los comités del Frente Popular en los Ayuntamientos. Lo que viene a continuación es un extracto del informe emitido sobre Rafael López López, que fue Alcalde de Férez con anterioridad a la victoria del Frente Popular: "se trata de un elemento de una verdadera filiación derechista.... y que durante gran parte del triste bienio de la actuación del partido radical, ha ocupado esta alcaldía, en la cual se ha distinguido por su insistente persecución al elemento obrero, hasta el punto de haber procedido al procesamiento de elevado número de ellos.... siendo deportados varios a la provincia de Cuenca...Detuvo al Sr. Martínez Hervas y lo condujo a Yeste en las elecciones del 36 para que no estuviese presente en el escrutinio de dicha elección”.[6]
            En febrero de 1938 se emite informe de conducta política-social de Inocencio López López: “este individuo en las elecciones de febrero llevaba por el brazo a cincuenta electores para que votasen por la candidatura derechista y en el terreno social ha dejado que desear pues sacaba la comida a los evacuados a la calle, para que no pasaran a su casa...”
Sobre este informe existe abierto un expediente incoado sobre Inocencio López Fernández. Se basa en la acusación del  Encargado de Evacuados de haber expulsado a un niño evacuado de su casa.  Está bastante completo ya que se argumenta por parte del acusado que lo único que hizo fue enviar al niño al hospital de Albacete, porque padecía tuberculosis y, como tenía cuatro hijos, se le podía contagiar a los mismos. Alude a que nunca se había opuesto a mantener evacuados en su casa, pero matiza que le habían dicho que el niño iba a estar un mes y llevaba más de siete meses. Señalar que son muchas los apoyos que recibe Inocencio López, pues desde los diferentes partidos políticos del municipio (Izquierda Republicana, Partido Comunista y CNT.) se remiten notas mostrando el afecto a la República de dicho encausado, siendo incluso miembro de Izquierda Republicana. Destacar también que existe un listado de firmas, superior a las doscientas, apoyando la libertad del acusado.[7]
            También se emite informe de conducta política-social de José Montiel López: “elemento claramente desafecto al régimen republicano...verdadero propagandístico de las ideas Gil-roblistas... ha abusado del elemento obrero...les prohibía hablar bien de la República...Decía al principio de la sublevación que si venía la Guardia Civil al pueblo, iba a hacer una cuerva en la plaza del pueblo... influyó para que los obreros que segaban romero para su sustento fueran detenidos".
            Sobre  conducta política-social sobre Jesús López López:"...cuando el asesinato de Calvo Sotelo, decía en una era, que si pudiera pincharía con una horca a los asesinos, y que bien podían haber matado a Azaña y Largo Caballero, que son los que están causando la perdición de España. Se alegraba por ver procesados a los obreros por asistir a un mitin del camarada Prat, durante el Bienio Negro..."
            Se emite informe de conducta política-social sobre Juan Pascual Cano:”...se le oyó decir a sus paniaguados para que fuesen contra el régimen. El 19 de julio de 1936 se le vio enloquecido con una pistola por la calle, diciendo que tenía que hacer limpieza de vagos, acabando con Azaña..”.
            Se emite informe sobre Victoriano López Tamayo:”...les dijo a los obreros que si querían coger maíz a 20 céntimos la arroba, y si no también, pues en caso contrario morirían de hambre...”[8]
Estos son algunos fragmentos de los diferentes informes de conducta política-social que fueron emitidos por el Consejo Municipal de Férez sobre personas de dicho municipio. Algunos de estos informes son bastante comprometedores para los individuos implicados, pues declaran un claro desafecto hacia las ideas republicanas, lo cual en aquellos momentos era bastante peligroso. Sobre estos informes no se han encontrado expedientes realizados por los Tribunales Especiales de Justicia, por lo que no podemos aportar su solución. Según parece alguna de estas personas estuvieron como detenidos gubernativos en Albacete.
Como ya hemos citado anteriormente Francisco Sevillano[9] ha estudiado la importancia que tuvieron los informes políticos-sociales dentro de la administración de justicia en la provincia de Albacete. Señala en este estudio que dichos informes son uno de los procedimientos de los organismos judiciales para la búsqueda en los procesos sumariales  de la afiliación política y de aquellos hechos que indicasen la existencia de relaciones del encausado con la derecha. Eran emitidos por los comités del Frente Popular o por los Consejos municipales, como es el caso del municipio de Férez.
            Pero con el final de la Guerra Civil  en puertas, desde la Comisión Gestora se cambia de actitud y, al contrario que anteriormente, se aprueba por la presidencia el recomendar al Gobernador Civil la puesta en libertad de los detenidos gubernativos: Victoriano López Tamayo, Juan Pascual Cano López, Jesús López López y Basiliso García Moreno, pues, según el Ayuntamiento, faltan pruebas del delito de desafección al régimen. También se pide la liberación de Sebastián Requena Sánchez y Martín Vaquero, por ser padres de dos supuestos desertores del ejército y estar necesitadas sus familias de su trabajo para sobrevivir. Con referencia a este acuerdo se ha localizado una carta enviada por el Alcalde Adolfo Risueño, detenido en el Castillo de Yeste, en la que pide que se le justifique esta decisión, ante el temor de ser objeto de una de las depuraciones que en 1940 los vencedores estaban llevando a cabo sobre las personas que habían ocupado cargos públicos en la época republicana. La carta dice lo siguiente: “Adolfo Risueño: detenido en el Deposito Municipal de este partido, tiene el honor de comunicar a V. se sirva sacar una copia del Acta celebrada en ese Ayuntamiento el día primero de Enero de mil novecientos treinta y nueve, en la que se tomo el acuerdo para poner en libertad a los vecinos de esa que se encontraban detenidos en la Cárcel de Albacete. Rogándole despachen esto lo antes posible le saluda atentamente: Fdo: Adolfo Risueño. Castillo de Yeste 26 del 4 de 1940”.
8.- Conclusiones.
         A tenor de lo expuesto con anterioridad en esta comunicación podemos obtener las siguientes conclusiones de lo acontecido en el municipio de Férez (Albacete) durante los años de la Guerra Civil y sus antecedentes sociales, pues tenemos que retrotraernos a la Segunda República Española para entender muchos de los hechos que aquí se han relatado.
            Para empezar debemos señalar que en los años de la República el funcionamiento de las instituciones locales esta dominado por los antiguos caciques y grandes propietarios que, disfrazados bajo el epígrafe de nuevos republicanos, siguen dominando todos los frentes de la política y sociedad rural. Es lógico recordar que el pueblo español estaba harto de tanto oscurantismo, de tanta opresión, y los más desfavorecidos la recibieron con los brazos abiertos y cargados de ilusión. No podemos olvidar que durante este período nos vamos a encontrar las primeras elecciones más o menos limpias desde hacía muchos años. Muestra de estos nuevos vientos en la sociedad española lo relata Gregorio Peces-Barba señalando que: “La República fue recibida con una ilusión y una esperanza enorme y sus medidas educativas y culturales fueron experiencias hasta entonces inéditas en nuestro país”[10].
            Otro aspecto a tener en cuenta es el papel jugado en el desarrollo de la sociedad y la política de aquellos momentos por los partidos políticos. A lo largo de la Segunda República podemos observar cómo van desgastándose las estructuras arcaicas de los grandes partidos y formaciones políticas, “que salvo el PSOE, quedaría científicamente definido como de pluripartidismo extremo y fuertemente polarizado. Es decir, demasiados partidos en concurrencia que dificultaron la estabilidad”[11]. Esto queda reflejado en la actividad municipal de Férez donde los partidos prácticamente no están representados en el Consejo Municipal y sí tienen mucha importancia las centrales sindicales de la UGT y CNT. Únicamente el Partido Comunista, y muy débilmente Izquierda Republicana, tienen algo de representación municipal.
            En cuanto a la actividad municipal tenemos que destacar la gran labor que ejerce el Consejo Local para la alfabetización de la población más joven con importantes medidas para la creación de nuevas escuelas, aún teniendo que llevar a cabo incautaciones de casas de grandes propietarios. Paul Preston nos habla de cómo la República empezó a saciar el hambre de cultura: “Las energías y las inversiones volcadas en la creación de escuelas e institutos y en las campañas para enseñar a leer y escribir a millones de personas no tenían precedentes en la historia de España”.[12]
            En cuanto al problema agrario debemos señalar las condiciones tan lamentables de los trabajadores agrarios del término municipal que están oprimidos por los grandes terratenientes y sus caciques que les ponían condiciones laborales rozando la esclavitud. Esta situación aboca a una reforma agraria que en muchos municipios se queda en los papeles y los colonos ocupan las fincas con el único control de las organizaciones sindicales y políticas de índole local. Sobre este tema G. Jackson nos comenta “la República inició una reforma agraria que no cubrió del todo las necesidades de los campesinos sin tierra, pero sí instauró el principio de que la tierra cultivable debía estar a disposición de quienes producían alimentos y materias primas”.[13]
            Otro de los aspectos a tener en cuenta es la convivencia entre los habitantes del municipio y los evacuados que vienen de otras zonas donde el conflicto es mayor que en Férez. Destaca sobre todo cómo en un municipio se pasa de asesinar a dos sacerdotes a custodiar a otro que viene evacuado de Madrid, llegando incluso a nombrarlo auxiliar del Ayuntamiento.
            En cuanto a uno de los aspectos más triste y doloroso de la contienda civil en Férez, las represalias, tenemos que decir que sólo al inicio de la Guerra encontramos un aspecto tan luctuoso como tres “paseos” (dos sacerdotes y un propietario). Jackson nos dice que “sobre la cuestión del terror en los primeros meses de la Guerra Civil, los paseos contribuyeron a desacreditar a la República”.[14]  Sobre este tema también Julián Casanova nos dice “los paseos y asesinatos masivos sirvió en los dos bandos en lucha para eliminar a sus respectivos enemigos.”[15]
            No podemos olvidar que al finalizar la contienda la represión llevada a cabo por parte del bando nacional en este municipio dejó corto lo acontecido durante estos tres años que hemos comentado. Los fusilamientos y los años de cárcel de muchos de los citados en esta comunicación deberán quedar reflejados en algún momento de nuestra historia y no quedar arrinconados en el olvido, por eso considero que aquellos que trabajamos  en la recuperación de nuestra Memoria Histórica tenemos la labor de restaurar la figura de muchos de aquellos que lo único que les movió fue el conseguir una sociedad más justa en el municipio de Férez.

9.-  Fuentes y Bibliografía
ARCHIVO MUNICIPAL DE FÉREZ
Ä  Libros de las Actas de las sesiones del Consejo Municipal 1931-1939
JUZGADO MUNICIPAL DE FÉREZ
Ä  Libros de Defunciones del Registro Civil
ARCHIVO HISTÓRICO PROVINCIAL DE ALBACETE (AHPA)
Ä  Sección Audiencia. Cajas 206 y 207
Ä  Boletín Oficial de la Provincia de Albacete. 1931-1939
ARCHIVO MUNICIPAL DE ALBACETE
Ä  “El Defensor de Albacete”
Ä  “El Diario de Albacete”.
FUENTES ORALES
Ä  Caballero Requena, Víctor
Ä  Fernández Martínez, Francisco
Ä  Martínez Fernández Dionisio, Francisco
Ä  Ródenas Fernández ,Juan
Ä  Tenedor González ,Jesús
Ä  Tenedor Caballero, Manuela
CARRIÓN IÑIGUEZ J.D.  La persecución religiosa en la provincia de Albacete durante la Guerra Civil. Albacete 2004 pág. 154
CASANOVA J. Las Colectivizaciones. La Guerra Civil. Historia 16. Madrid 1986
CASANOVA J. “Una guerra poco civil”. El País 15 de julio de 2006
FERNÁNDEZ TENEDOR, F. “Evolución de la población de Férez durante el siglo XX”. Revista de Estudios Locales La Cantarera. Férez 2003
FERNÁNDEZ TENEDOR, F. “La Guerra Civil en Férez. 1936-39”. Revista de Estudios Locales La Cantarera. Férez 2005
FERNÁNDEZ TENEDOR, F. Economía y paisaje en dos municipios de la Sierra de Segura: Férez y Socovos. Tesis de Licenciatura inédita. Universidad de Murcia. Murcia 1987
JACKSON G. “El reconocimiento del pasado trágico”. El País 2 de abril de 2006.
ORTEGA J.A. Y SILVESTRE J. “Las consecuencias demográficas de la Guerra Civil”. X Congreso de la AEHE. Galicia 2005, pg. 25
PECES-BARBA G.  “Elogio crítico de la II República”.  El País. 25 de abril de 2006
PRESTON P. Entrevista publicada en el diario El País el 8 de abril de 2006 sobre los 75 años del 14 de abril.
RAMÍREZ M. “Aquella ansiada República”. El País 14 de abril de 2005
REQUENA GALLEGO M. Albacete en el período 1900-1936. Historia de Albacete y su Caja de Ahorros. Pág. 35
SEVILLANO CALERO F. La Guerra Civil en Albacete: Rebelión militar y Justicia Popular. Pág. 68
TAMAMES R. La República y la Era de Franco. De Trabajos prácticos de Historia de España. Pág. 335




[1]Según Francisco Sevillano, por “paseo” se entiende el proceso por el cual víctimas  designadas por comités de los partidos y sindicatos, eran detenidas en sus casas durante la noche por hombres armados y llevadas a las afueras para ser asesinadas. La Guerra Civil en Albacete: Rebelión militar y Justicia Popular. Pág. 67.
[2] Información recopilada de José Deogracias Carrión Íñiguez La persecución religiosa en la provincia de Albacete durante la Guerra Civil. Albacete 2004 pág. 154
[3]AHPA. Audiencia Territorial. Criminal. Caja 207.
[4] Testimonios de Dionisio Francisco Martínez Fernández y de Francisco Fernández Martínez, vecinos de Férez, que recuerdan que alguno de los milicianos que llevaron a cabo el asesinato fueron fusilados en Albacete al finalizar la Guerra Civil.
[5] Francisco Sevillano Calero. La Guerra Civil en Albacete: Rebelión militar y Justicia Popular (1936-1939).  pp. 68  Alicante 1995
[6]Expediente Tribunal Especial Popular Albacete. Sección Audiencia Territorial. Criminal. Caja 206. Archivo Histórico Provincial de Albacete.
[7] Expediente Tribunal Especial Popular Albacete. Sección Audiencia Territorial. Criminal. Caja 206. Archivo Histórico Provincial de Albacete.
[8] Fragmentos de diversos informes político social emitidos por el Consejo Local sobre algunos vecinos de Férez. Los informes completos se pueden encontrar en Libros de Actas del Ayuntamiento de Férez. Archivo Histórico Municipal de Férez.
[9] Francisco Sevillano Calero. La Guerra Civil en Albacete: Rebelión militar y Justicia Popular. Pág. 68
[10] G. Peces-Barba Elogio crítico de la II República.  El País. 25 de abril de 2006
[11] M. Ramírez. Aquella ansiada República. El País 14 de abril de 2005
[12] P. Preston. Entrevista publicada en el diario El País el 8 de abril de 2006 sobre los 75 años del 14 de abril.
[13] G. Jackson. El reconocimiento del pasado trágico. El País 2 de abril de 2006.
[14] G. Jackson. ibid
[15] J. Casanova. Una guerra poco civil. El País 15 de julio de 2006

miércoles, 20 de julio de 2016

Actividad Municipal en Férez durante la Guerra Civil. Capítulo III


Tercera entrega de la comunicación sobre Férez en la Guerra Civil. Hablamos del problema agrícola que tanto afecto al mundo rural durante la República y también del fenómeno de los Evacuados: personas que huían de las zonas de guerra.

5.- El problema agrícola.
            Como ya se ha comentado en los inicios de la comunicación, el municipio de Férez basa su economía en la agricultura, por lo tanto no es difícil comprender como a lo largo de este período de enfrentamiento civil, los grandes propietarios y sus posesiones se ponen en el punto de mira de los gobernantes.
            Desde el primer momento, mayo de 1936, se propone al pleno del Ayuntamiento la aplicación de la Ley de Reforma Agraria en el término de Férez  y se solicita que dicha Ley se aplique en la finca denominada Alcantarilla de Jover. También citan como finca para aplicar dicha Reforma Agraria la de "Capellanía de Ruiz Tamayo", de propiedad parroquial. Los campesinos, quienes habían sufrido una situación de desventaja en los dos años anteriores, esperaban que el nuevo Gobierno llevase a término la Reforma Agraria prometida[1]. Dicha Reforma era uno de los pilares sobre los que sustentaba el programa del Frente Popular, ya que hacía mención a una aceleración de la misma, dada la pésima situación  en el que se encontraba el campo español[2]. Dentro del municipio de Férez en 1930 existían 13 fincas cuya superficie era superior a 250 hectáreas, siendo el total de las mismas de 6452 has., lo que suponía un porcentaje superior al 55 % del término municipal[3]. Estos datos habrá que tenerlos en cuenta siempre que hablemos de Reforma Agraria en Férez.
Respecto a las fincas señaladas para llevar a cabo la reforma, matizar que la Alcantarilla era la mejor que existía en todo el término, ya que contaba con una inmejorable huerta en los bordes del río Segura, en lo que hoy es terreno del Pantano del Cenajo. El 27 marzo de1937 se acuerda mandar al concejal Ángel Álvarez Soria a investigar en el Registro de la Propiedad de Yeste la titularidad de fincas para su posible incautación para la causa republicana de todas aquellas que recaigan en personas declaradas de índole facciosas por la Comisión Calificadora.
            En agosto del 37 el Instituto de Reforma Agraria ordena incautar las fincas de: Las Ramblas, Aguas Calientes, Prado Grande y Collado Alto. Lo notifica para que sean repartidas y no estén mucho tiempo sin trabajar. Esto supone un paso importantísimo dentro de la implantación de la Reforma Agraria en el municipio de Férez. Lo que sucede es que no se tiene constancia de una ocupación masiva de dichas fincas, que suponen una cantidad de terreno considerable dentro del término municipal. Señalar que pertenecían a personas que habían sido consideradas como afectos a la causa de los sublevados y esta incautación era parte del castigo por eso.
            De septiembre de 1937 son los primeros datos que se tienen sobre la existencia en  Alcantarilla de 72 asentamientos, en cultivos tanto parcelarios como colectivos, y que sus ocupantes no quieren dejarlos para implantar la Reforma Agraria, por lo que se insta a que en ocho días sean abandonadas dichas propiedades, para su posterior ocupación por las organizaciones sindicales. Esto es debido al polémico decreto del Ministerio de Agricultura, dirigido por Vicente Uribe, que consideraba únicamente expropiables las tierras de los que habían intervenido directa o indirectamente en la sublevación militar y que la forma de ocupación acontecida en el verano de 1936 no se adapta a dicha legalidad, por lo cual sus ocupantes tienen que dejar estas tierras[4].  Esto creó cierto recelo entre las organizaciones sindicales del municipio, pues no comprendían por qué tenían que ser revisadas las incautaciones.
            Los campesinos del municipio se desplazan en un número elevado para ocupar estas tierras que son muy productivas, repartiéndose también los animales de trabajo, como mulas, burros, bueyes y el ganado que había en la aldea. Al finalizar la guerra los antiguos dueños les requisaron todos sus productos y aperos y además castigaron a los cabecillas de los colonos.
6.- Los Evacuados.
            Otro de los aspectos que debemos comentar sobre el período de la Guerra Civil en el municipio de Férez es el de los evacuados que van llegando de otras zonas más peligrosas en las que la contienda está mucho más cercana que en este pueblo de la Sierra de Albacete. En este sentido nos hablan Ortega y Silvestre: “durante estos meses (julio-noviembre 1936) cuando el gobierno republicano traslada el gobierno desde Madrid a Valencia. Se produce el avance del ejército sublevado desde África vía Sevilla-Mérida-Badajoz-Toledo. Este movimiento genera una primera oleada de refugiados, que marchan desde el sur de Extremadura hacia Jaén, Ciudad Real y otras provincias"[5]. Ejemplo de estos evacuados lo tenemos en una familia que llega a Férez procedente de Maguillas (Badajoz) y que después se establece en el municipio de manera permanente quedando todavía los hijos de la misma, conocidos algunos de ellos por el topónimo de su lugar de origen.
            En cuanto a las referencias a este fenómeno migratorio nos encontramos con varias citas en los Libros de Actas del Consejo Local. Así, por ejemplo, el 11 abril 1937 se estudia la propuesta de alojar a las familias sin casa en otras donde sobra espacio. El Consejo pretende distribuir una serie de familias, que a malas penas pueden vivir en sus casas, por otras donde existe un espacio sobrado. Es una medida pensada con vistas a la ubicación de los evacuados que llegaron desde otros puntos de la geografía española.
            También se hace mención el 29 enero de 1938 del nombramiento como auxiliar del Ayuntamiento al evacuado Basilio Vega Orea (Canónigo de la Catedral de Madrid). Los evacuados entran a formar parte del entramado del municipio, llevando a cabo funciones que por sus conocimientos no pueden ser llevadas a cabo por personas de Férez. Es el caso del puesto de Auxiliar de Secretaría, que ocupa un Canónigo que llegó evacuado desde Madrid.  Según el testimonio de varios vecinos del lugar,  en  un principio fue enviado al cortijo llamado Molino Viejo y allí realizaba diferentes labores, tanto de tipo agrícola como de tipo cultural. Francisco Fernández Martínez nos señala que fue este señor quién enseñó a leer y escribir a los niños del cortijo y que éstos hacían labores de vigilancia ante cualquier visita de milicianos de otros pueblos con el fin de llevarse preso al sacerdote.[6] Otro testimonio nos lo cita como el sacerdote que se le atribuye el decir la primera misa en el pueblo, celebrada en la Plaza de  la Corredera al finalizar la Guerra Civil.[7]



[1]Manuel Requena Gallego. Albacete en el período 1900-1936. Historia de Albacete y Su Caja de Ahorros. Pág. 187
[2]Ramón Tamames. La República y la Era de Franco. De Trabajos prácticos de Historia de España. Pág. 335
[3]Manuel Requena Gallego. Albacete en el período 1900-1936. Historia de Albacete y su Caja de Ahorros. Pág. 35
[4] Julián Casanova. Las Colectivizaciones. La Guerra Civil. Historia 16. Madrid 1986
[5] José Antonio Ortega y Javier Silvestre. Las consecuencias demográficas de la Guerra Civil. X Congreso de la AEHE. Galicia 2005, pg. 25
[6] Francisco Fernández Martínez es hijo de uno de los habitantes del Molino Viejo y recuerda de manera especial el tiempo en el que este evacuado estuvo alojado en sus casas. Nos habla de cómo hacia guardia en los caminos para avisar al sacerdote ante cualquier visita. Nos cita el plan de escape que tenían previsto ante un peligro.
[7] Testimonio de Dionisio Francisco Martínez Fernández. Recuerda como ayudó a celebrar dicha misa siendo él un  adolescente.

martes, 19 de julio de 2016

Actividad Municipal en Férez durante la Guerra Civil Capítulo II


Segunda entrega del estudio sobre la Actividad Municipal en Férez durante la Guerra Civil. En ella hablamos de los partidos políticos y los resultados electorales en el municipio durante las diversas elecciones celebradas en esa época. También podemos ver un listado de todos los Alcaldes hasta el final de la Guerra Civil.

 4.-  Los Partidos Políticos y la Actividad Municipal
             El 16 de Febrero de 1936 se celebran las elecciones para diputados nacionales. Dentro del proceso electoral en el distrito único de Férez se nombran las mesas electorales que estarán compuestas por un presidente y dos adjuntos. Puesto que en el municipio existían dos secciones (núcleo urbano de Férez y la pedanía de la Alcantarilla).En el siguiente cuadro de resultados electorales en el municipio de Férez observamos que  el reparto de votos es más hacía los partidos de la derecha como el Agrario y la CEDA que a favor del Frente Popular que sólo cuenta con 88 votos.
Tabla 1.- Resultados elecciones 1936 en Férez.
Candidato
Partido
Votos
Mateo Sánchez Rovira
Agrario
576
Leopoldo López López
Progresista
576
Pedro Acacio Sandoval
C.E.D.A
442
Antonio Bernabeu Yeste
C.E.D.A.
409
Edmundo Alfaro Gironda
Radical
345
Antonio Gotor Cuartero
Monárquico
234
Maximiliano Martínez Moreno
Frente Popular (U.R.)
205
Manuel Aznar Zuvigaray
Centro
188
José Prat García
Frente Popular (PSOE)
88
Esteban Martínez Hervás
Frente Popular (PSOE)
88
Esteban Mirasol Ruiz
Frente Popular (I.R)
88
Enrique Navarro Esparcia
Frente Popular (I.R)
88
Fuente: Boletín Oficial de la Provincia de Albacete. AHPA
            Como consecuencia de la victoria del Frente Popular en las elecciones del 16 de Febrero se lleva a cabo en todos los municipios de la provincia de Albacete la destitución de los antiguos Ayuntamientos de ideología derechista y su sustitución por otros donde la composición fuera más afín a las ideologías victoriosas de dichas elecciones. Señalar que la Comisión Gestora de Férez, de claras tendencias izquierdistas, es una de las primeras que se constituyen en la provincia. También debemos matizar que esta comisión gestora se encargaría del Ayuntamiento hasta las próximas elecciones municipales que se tenía previsto realizar en el mes de abril o mayo.
            La actividad política del municipio queda reducida únicamente a los partidos y sindicatos de izquierdas, desapareciendo toda actividad de los partidos de la derecha.
            La Comisión Gestora lleva a cabo una importante actividad municipal favoreciendo en gran medida el bienestar social del municipio haciendo hincapié de manera especial en la educación. Ejemplo de esto lo tenemos el 28 de marzo de 1936 donde se pide la construcción de tres escuelas más, por el bien de la cultura de los ciudadanos de Férez y la República. También podemos citar las propuestas, como la realizada en marzo de 1937, por la que se  hace constar la necesidad de la construcción de una escuela en la pedanía de la Alcantarilla, pues al incautar el Instituto de la Reforma Agraria la finca de la "Alcantarilla de Jover", y habiéndose desplazado 75 familias a dicha pedanía, el número de niños sin escolarizar es muy elevado. Señalar que es elevado en número de familias que se desplazan a esta finca incautada, por lo cual la población infantil hace necesaria la creación de dicha escuela, para poder velar por el bienestar cultural de aquellas familias que se desplazan a trabajar a este lugar.
            Uno de los más graves problemas que tiene el municipio de Férez en esta época es el paro obrero. Son muchos los jornaleros inactivos, por diferentes motivos, pero, sobre todo, por la negativa de los grandes terratenientes a una contratación para las labores del campo. Es por eso que por parte del Ayuntamiento se apoya la construcción del Canal del Taibilla, como solución a dicho problema, pues la envergadura de dicha obra proporcionaría un elevado número de puestos de trabajo. Para ello, y con la intención de solucionar el problema del paro, firman un pacto colectivo con las fuerzas sindicales de Férez, Letur y Socovos y el contratista del tercer tramo del Canal del Taibilla, para mejorar las condiciones de trabajo.
            El cambio del sentido del voto a otros partidos diferentes a las elecciones de Febrero de 1936 lo vamos a encontrar a la hora de elegir a los Compromisarios para la designación de Presidente de la República donde los resultados son:
            Tabla 2. Elecciones a Compromisarios. 26 Abril 1936
Compromisario
Partido Político
Votos
José Tobarra Molina
PSOE
304
Juan Solares Encina
PSOE
304
Antonio Correa Rubio
Izquierda Republicana
304
Manuel Silvestre García
Izquierda Republicana
304
Eduardo Quijada Alcázar
Unión Republicana
304
Leandro López Ladrón Guevara
Republicano Conservador
10
Juan Mayoral García
Republicano Conservador
10
Fuente: Boletín Oficial de la Provincia de Albacete. AHPA
            En marzo de 1937 cesan en sus cargos los antiguos concejales de la Comisión Gestora y toman posesión los nuevos del Consejo Municipal con las siguientes personas y tendencias políticas: por la UGT Antonio Fernández Jiménez (Alcalde), Juan Leceguí Jiménez y Ángel Álvarez Soria; por la CNT Inocente Sánchez Ruiz y Jesús Bautista Lozano; por Radio Comunista José Fontana Martínez y por Izquierda Republicana Adolfo Risueño Martínez. Este cambio nos viene a mostrar cómo se va radicalizando la situación política, ya que uno de los primeros decretos que firman es el de reorganización de la Comisión Calificadora que tenía como objetivo proponer la expropiación de fincas rústicas, tema que trataremos más adelante.
            A lo largo del desarrollo de la Guerra Civil nos vamos a encontrar como van cambiando los miembros del Consejo Municipal, la gran mayoría por incorporación a filas de manera obligatoria o voluntaria. Dicho Consejo tuvo como prioridades el problema agrícola y coordinar las incautaciones de casas, automóviles y fincas a los considerados como afectos a los sublevados.
            La actividad municipal tiene como colofón la destitución del Consejo Municipal por parte del Delegado Gubernativo D. Venancio Marcos Rebollo en noviembre de 1938 por las anomalías en la administración municipal. Durante más de un mes intenta nombrar una Comisión Gestora, consiguiéndolo el 4 de diciembre del mismo año con el nombramiento de  Adolfo Risueño Martínez como Alcalde y José Álvarez Valero y Eloy González Jaén como vocales. La situación en el frente está quedando bastante clarificada a favor de las Fuerzas Nacionales y se nombra un nuevo Consejo Municipal que para nada viene a representar a las voluntades o fuerzas políticas del municipio, sino que intenta el equilibrio de una situación que comenzaba a ser insostenible para los republicanos.
            El 29 de marzo de 1939 se tiene constancia de la primera reunión del Consejo Municipal Nacional-Sindicalista al servicio del Generalísimo Franco. Estaba compuesta por las siguientes personas: Luis Palomo Raya, Alcalde; Juan Soria Risueño; Victoriano López Tamayo; José González Martínez y Pelayo López López. Las primeras palabras del Alcalde son las siguientes: "Después de la cruenta lucha entablada en nuestra querida nación y reconquistada la paz por virtud del vencimiento de la República por nuestro insigne Caudillo, era necesario e imprescindible sustituir esta organización, poniendo al frente a personas completamente adictas al nuevo régimen." El 6 de abril de 1939 se nombra una nueva Comisión Gestora, entrando en ella dos miembros que han sido perseguidos por el anterior régimen, quedando compuesta de esta manera: Victoriano López Tamayo, Alcalde; Jesús López López; Luis Palomo Raya; Juan Soria Risueño y José Montiel López. Existe una diligencia a esta acta que dice textualmente:"En el preciso momento de la terminación del acta anterior, se presentaron en esta Casa Consistorial varios oficiales del Ejército Nacionalista con el único objeto de proceder a la instalación de un nuevo Ayuntamiento". Se presenta D. Martín Magdaleno Castellanos, Alférez Honorífico, que nombra la Comisión Gestora Provisional, hasta que el Ministerio de Interior nombre a la definitiva.
         Para finalizar este apartado he creído conveniente  aportar una serie de datos sobre las sedes ocupadas por los diversos partidos políticos  y sindicatos durante la Guerra Civil en el municipio de Férez: la CNT ocupó la casa de una de las grandes propietarias del municipio, Doña Trinidad en la calle Mayor, la UGT utilizó el templo de la Asunción para ubicar la Casa del Pueblo, lo que ocasionó una serie de destrozos como la quema del Retablo Mayor y la destrucción de algunos cuadros, mientras que algunos de las esculturas religiosas fueron almacenadas en una de las capillas; Radio Comunista tuvo su sede en la Casa Parroquial en la calle Eras; las Juventudes Socialistas en el Círculo de Labradores en la calle Mayor; por último, Izquierda Republicana ocupó la casa del Niño Pepe, en la calle Mayor.
            Tabla 3.- Listado de Alcaldes desde 1936 a 1939

Partido

Nombre

Período

Observaciones

F.Popular

Juan Álvarez Pérez

Febrero 36 a 22 Febrero 37

Comisión Gestora

UGT

Antonio Fernández Jiménez

10 Marzo 37 a 26 Abril 37

Cesa por Movilización

UGT

José María García Risueño

26 Abril 37 a 19 Octubre 37

Dimite

UGT

Juan Leceguí Jiménez

20 Octubre 37 a 28 Octubre 37

Dimite por vivir fuera

UGT

Bibiano Jaén Moreno

30 Octubre 37 a 5 Junio 38

Dimite motivo laboral

CNT

Sabas Sánchez Ruiz

29 Julio 38 a 3 Noviembre 38

Dimisión Gubernativa

IR

Adolfo Risueño Martínez

4 Noviemb. 38 a 29 Marzo 39

Comisión Gestora

FN

Luis Palomo Raya

29 Marzo 39 a 6 Abril 39

1º Nacional

FN

Victoriano López Tamayo

6 Abril 39

Imposición Militar
Fuente: Libros de Actas del Ayuntamiento. AHM de Férez. Elaboración Propia